La actividad física. Nuestra gran aliada

No cabe duda de la importancia que tiene la realización de actividad física para el desarrollo psíquico, físico y social de las personas, así como su influencia en la prevención de enfermedades. Entre sus beneficios destacan la mejora de la salud, facilita la socialización, adquisición de valores, sirve como canalizador de energía, aumenta la autoestima y el bienestar psicológico y, por tanto, la calidad de vida.

A pesar de estas numerosas ventajas que conlleva la realización de ejercicios y tareas motrices, actualmente las personas con discapacidad intelectual participan menos que la población general en actividades físicas, debido a diferentes barreras que dificultan su inclusión. En este sentido, y con el objetivo de derribar dichas barreras, el Colegio EDES lleva a cabo numerosas actividades físicas y deportivas que suponen para el alumnado una experiencia positiva y que le ayuda en la mejorar desu salud, condición física y bienestar personal. Además, es una herramienta extraordinaria para inclusión y participación social en la comunidad.

¿Cómo se  puede ofrecer una respuesta educativa de calidad que ayude a la consecución de dichos beneficios?

Para contestar a esta cuestión se programan, todos los cursos escolares, espacios de aprendizaje, acordes a las características del alumnado, que faciliten el máximo desarrollo de sus capacidades personales y los objetivos educativos establecidos:

  • Educación física: las sesiones de esta área son una oportunidad para realizar programas de habilidades sociales, ya que la relación que se produce implica contacto, una relación en un espacio no convencional y el movimiento como eje central de la actividad. Además, la implicación de actividades físicas conlleva un impacto positivo en la salud mental y física.
  • Psicomotricidad: la psicomotricidad tiene un papel fundamental en el desarrollo integral de nuestro alumnado, por ello se dedican específicamente sesiones semanales para fomentar su desarrollo. Con estas actividades se centra el interés en la estimulación del sistema vestibular, que es el encargado de regular la postura, el equilibrio, el tono muscular y la orientación espacial.
  • Deporte adaptado:participamos en los Juegos Deportivos que organiza el Principado de Asturias, un programa cuyo fin es mejorar la convivencia, la relación social, la salud física y psíquica y fomentar una adecuada utilización del ocio por parte de las personas con discapacidad. A lo largo del curso nos preparamos para participar en competiciones de atletismo, baloncesto, bádminton, que tienen lugar en las diferentes ciudades de Asturias, las cuales reúnen a más de 2000 participantes cada año.
  • Piscina: con el fin de dar una respuesta a la diversidad de necesidades y características del alumnado, las actividades acuáticas resulta ser una opción ideal para el alumnado.Se están llevando a cabo programas que tienen como objetivos el aprendizaje de la natación y el empleo del agua como agente terapéutico.
  • Deporte y Naturaleza: las actividades de esquí y surf son dos experiencias llevadas a cabo en el medio natural que favorecen un desarrollo individual y social, a la vez que es un espacio privilegiado para aprender a gestionar eficazmente las emociones en situaciones difíciles, desarrollando estrategias para hacerles frente y poco a poco hacer que estas situaciones evolucionen.
  • La Equitación o actividad física con ayuda del caballo es otra experiencia estupenda. No olvidamos todo lo que aportan estos animales a nivel emocional y comunicativo, pero además para chicos y chicas que necesitan muchos apoyos o que les cuesta dirigir y mantener una actividad física por sí mismos, la ayuda que nos proporciona el caballo, que hace de guía y estímulo mientras nuestros músculos trabajan en muy importante.
  • Recreos activos: el tiempo destinado al recreo es un espacio ideal para fomentar la realización de actividades físicas y actuar contra el sedentarismo. Cada día se proponen actividades como baloncesto, fútbol, paseo, etc.

Las prácticas que programamos, las actividades que planificamos y proponemos al alumnado tienen en cuenta las particularidades de las personas, pero sobre todo, implica la diversión. A partir de las tareas planteadas pueden también aparecer emociones no tan positivas, como el enfado, la frustración y el miedo. Por ello, las actividades son adaptadas a las posibilidades de control, estableciendo una progresión y estableciendo momentos de calma que invita a tener consciencia del estado en el que se encuentra uno mismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.