Proyectos

Una imagen...

Reproducir vídeo

Para profundizar

Durante el curso escolar 18-19 llevamos a cabo a través de la Consejería de Educación y en colaboración con algunos centros ordinarios de la comarca, un proyecto cuya finalidad era crear experiencias compartidas en el marco de la equidad educativa y el diseño universal de aprendizaje. 

Desde nuestro papel como educadoras, siempre hemos pensado la inclusión como un concepto multifactorial, que necesariamente bebe de todas las áreas de la persona y que se hace palpable a través de los de cambios en las diferentes estructuras.

Uno de estos cambios, lo afrontamos desde la Equidad educativa, entendida  como la disminución de las desigualdades en el acceso al conocimiento y el aprendizaje, y respetando y valorando la diversidad de las personas en el sistema educativo.

Por todo ello, desarrollamos este proyecto con el objetivo de trabajar de manera conjunta con otros centros en nuestro empeño de proporcionar recursos para alcanzar la igualdad de oportunidades. Además de crear espacios de convivencia entre las personas participantes.

 Si bien es cierto que este proyecto dotó de recursos al conjunto de actividades, desde nuestro centro, llevamos más de diez años desarrollando a cabo iniciativas en esta línea.

Esperamos poder seguir trabajando junto a los centros educativos de la zona a través de actividades de convivencia y de colaboración para favorecer la presencia, la participacion y el  aprendizaje en la diversidad. 

                                                                                                   

 

             

 

Desde nuestro inicios la Educación para la Salud, tal y como la propone la OMS, forma parte de nuestra esencia. Somos conscientes de que trata de un eje educativo imprescindible para el desarrollo integral como personas, para la mejora de su calidad de vida y la de sus familias. De esta forma, hemos articulado una serie de actuaciones anuales presentes  en nuestra programación general anual, programaciones de aula y planes personalizados de aprendizaje.

Hablamos de fomentar el aprendizaje de habilidades que faciliten el bienestar físico, emocional y social, que favorezcan hábitos y costumbres saludables contribuyendo a la autonomía personal, el autoconocimiento y el cuidado del propio cuerpo y del entorno. 

Dentro del entramado de actuaciones dirigidas a promover la salud diferenciamos:

  1. Programa de actividad física y salud.  Terapia acuática, iniciación a deportes, participación en juegos deportivos, hábitos de higiene, alimentación saludable y mejora de comedor escolar.
  2. Programa de prevención y acceso al sistema sanitario, especialmente con aquellos niños y niñas que por sus características tienen dificultades para acudir a realizar intervenciones.  Del mismo modo, realizamos labores de sensibilización al personal del sistema sanitario sobre la necesidad de apoyos y eliminación de barreras de comunicación. 
  3. Programa de Educación Ambiental  y mejora del entorno, para facilitar un entorno emocionalmente seguro y saludable y fomentar la sostenibilidad, en el que se enmarca entre otros el huerto escolar ecológico, creado en el año 2003.

Apoyándonos en la idea de Accesibilidad Universal llevamos a cabo este proyecto desde el curso 18-19 para garantizar el ejercicio de derechos, el acceso a los recursos y la inclusión social de las personas con diversidad funcional en el medio rural. 

Las personas con diversidad funcional, y concretamente aquellas con un trastorno del espectro autista, pueden llegar a tener grandes dificultades para descodificar la información del ambiente y comprenderla. Esto deriva en barreras de comunicación que limitan su autonomía y provoca que no hagan uso de los recursos de su entorno y los utilicen de forma precaria. 

Pensamos que es posible lograr cambios y mejorar a través de la sensibilización de las personas que constituyen estos servicios y la adaptación de los entornos, facilitando la comunicación y la comprensión, que permita acceder a los recursos y participar en su entorno, como ciudadanos de pleno derecho. 

Siendo detectada la necesidad y viendo la obligación que marca la ley, creamos este proyecto con el fin de dar apoyo a las instituciones del entorno al mismo tiempo que se establecen los contactos que permitan establecer una relación de coordinación con los profesionales de los recursos, más allá de esta colaboración. 

Algunas actividades:

  1. Recomendaciones de actuación para Servicios de Atención Primaria en caso de demanda. 
  2. Reuniones con los Agentes Sociales y Sanitarios de la Comarca
  3. Entrevistas con familias de la entidad y coordinación con todos los agentes implicados. 
  4. Detección de necesidades y diseño de recursos (adaptación de apoyos visuales para edificios públicos)

La metodología ABP se basa en el aprendizaje derivado de la búsqueda, comprensión, asimilación y aplicación de conocimientos en la resolución de un problema planteado.  Los estudiantes son los responsables de su propio proceso de aprendizaje y la/el docente adquiere un rol de mediador del proceso.  

Un modelo constructivista de acercarnos al conocimiento a través de un aprendizaje autogenerado que da más valor al propio proceso.  

Llevamos varios años profundizando en esta metodología como estrategia troncal del proceso educativo así como estudiando sus efectos en el alumnado.  

De todo ello hemos adquirido una información valiosa a la hora de intervenir en las aulas ya que surgen roles entre el alumnado que favorecen la adquisición de competencias y habilidades relacionadas con la autonomía y resolución de conflictos.

Nuestra puesta en práctica se define en proyectos trimestrales relacionados con temas que el propio alumnado elije o por temáticas que de alguna forma, conectan con la situación socio-cultural del momento. 

En el curso 2015-2016 pusimos en marcha un aula formada exclusivamente por alumnado con diagnóstico TEA, en la que introducimos la metodología TEACCH y la Enseñanza Estructurada, como sistema de organización del aula haciendo así que los procesos y estilos de enseñanza estuvieran orientados a las potencialidades de la persona con autismo. 

Estructuramos los programas educativos teniendo en cuenta las habilidades, las dificultades y los intereses. 

Vimos como esta metodología orientada a facilitar la enseñanza aprendizaje, mejoraba su autoestima, incrementaba la motivación, la habilidad de exploración  y aprendizaje, además de aumentar la autonomía, potenciando el trabajo individual e independiente del alumno. Vimos también como el nivel de ansiedad y de estrés de los alumnos se rebaja al conocer siempre anticipadamente lo que va a pasar. El alumno comprende las tareas y reconoce las secuencias desde su inicio hasta su finalización, lo que le ayuda mucho a reducir como decimos su nivel de estrés. 

Fue todo un éxito tanto para el alumnado como para los profesionales ya que vimos avances desde el minuto uno, por ello, seguimos trabajando en esta línea y hemos incorporado esta metodología a otra aula.

EN CONSTRUCCIÓN

EN CONSTRUCCIÓN